El caos político de Venezuela

«Las mayorías populares se decantaron por el chavismo como una opción estimulante que prometía agilizar la democratización de las riquezas»

La situación política en Venezuela es sumamente compleja, ya que son muchos los factores que intervienen en el desarrollo político de la nación. Actualmente, Venezuela tiene la inflación más alta del mundo, una crisis energética sin precedentes, crisis de efectivo, escasez de productos básicos, suspensión del referendo revocatorio, incumplimiento de los calendarios electorales, escándalos de corrupción y narcotráfico, emigración, uso desproporcionado de la fuerza e intolerancia política sistemática.

A finales del siglo pasado, los gobiernos venezolanos labraron importantes conquistas en materia de infraestructura e institucionalidad, pero al mismo tiempo permitieron que crecieran las desigualdades y frustraciones sociales. En consecuencia, las mayorías populares se decantaron por el chavismo como una opción estimulante que prometía agilizar la democratización de las riquezas y de los espacios de participación.

El fallecido presidente Chávez tuvo iniciativas atractivas desde el punto de vista de la seguridad social y de la integración latinoamericana, en virtud de ello y de sus habilidades performativas siguió siendo respaldado electoralmente a pesar de desestimular la inversión privada y de comprometer la infraestructura e institucionalidad de la nación al priorizar la ideología por encima de la capacitación e incluso de la dignidad humana.

Cuando un gobernante no es capaz de emplear su liderazgo para negociar con las élites y promover en todo momento escenarios dialógicos con los sectores críticos, está abriendo las puertas a la confrontación como en efecto ha ocurrido en dieciocho años de chavismo. La polarización ha marcado la agenda durante todos estos años, en razón de la crisis socioeconómica que estalla en el período presidencial de Nicolás Maduro se llevaron a cabo las protestas del 2014 y la oposición se hizo de la mayoría parlamentaria en el 2015.

En el año 2016 se le negó al pueblo venezolano su derecho a un referendo revocatorio e inclusive a las elecciones regionales. En el año 2017 no mejora la situación política en Venezuela, a partir de las sentencias 155 y 156 emitidas a finales del mes de marzo por el Tribunal Supremo de Justicia con el propósito de enterrar definitivamente a la Asamblea Nacional se desencadenaron nuevamente manifestaciones en las principales ciudades del país.

Aunque los fallos que pretendían desconocer la inmunidad parlamentaria y arrebatar oficialmente las competencias del ente legislativo fueron anulados tras el rechazo absoluto de la comunidad internacional, se reclama la renuncia de los magistrados y se insiste en la necesidad de celebrar comicios absolutamente transparentes para que se respete la voluntad de un pueblo que desaprueba ampliamente las sentencias en contra de la Asamblea Nacional.

Estas sentencias fueron objetadas incluso por la Fiscal General Luisa Ortega Díaz, quien ha sido permanentemente vinculada con el chavismo, sin embargo, más allá de la anulación parcial de las mismas, persisten gestos antidemocráticos por parte de las instituciones que respaldan al oficialismo y es que la Contraloría anunció el pasado viernes que impuso una inhabilitación a Henrique Capriles para ejercer cargos públicos y los manifestantes están siendo reprimidos.

De hecho, un ex-jefe de policía e importante político oficialista, Freddy Bernal, amenazó públicamente con el uso de la kalashnikov para proteger la gobernabilidad del país. Y hasta ahora los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes han ocasionado la muerte de más de veinte ciudadanos más una larga lista de heridos entre ciudadanos de a pie y diputados como José Guerra, Juan Requesens y Delsa Solórzano.

Frente a este escenario de inestabilidad política, la comunidad internacional ha estado atenta y tanto el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, respaldado por veinte países del continente, como la Unión Europea, han manifestado su preocupación e interés en que la situación política en Venezuela se normalice. El Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos ha declarado incluso que podría considerarse una respuesta regional.

7 comentarios en “El caos político de Venezuela

  1. Cuando estudiaba en el Instituto Niños Cantores del Zulia tuve la dicha de aprender sobre psicología y ciencias sociales de la mano de dos grandes profesores, dos maestros que marcaron mi vida. Uno de ellos se sentía identificado con el chavismo, supo enseñarme la urgencia sociopolítica de trascender los cálculos para acortar las distancias y sanar profundas heridas históricas. El otro, en cambio, sentía aversión por el chavismo y supo enseñarme la urgencia dialógica de respetar las libertades individuales para encontrar lo mejor de cada uno.

    Desde entonces supuse que ambas propuestas tenían algún valor porque representaban los esfuerzos logísticos e intelectuales de seres humanos, no de “¡>#+*$%&?¿/-<!” sino de seres humanos. A esa edad rechazaba el discurso oficialista que divinizaba a su líder y demonizaba los gobiernos anteriores, e igualmente me frustraban las imprecisiones de un accionar opositor que consentía errores fatales como el carmonazo o la abstención. La independencia también es necesaria cuando se trata de reflexionar más allá de los metarrelatos e imperativos.

    Como estudiante de La Universidad del Zulia y la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín conocí eminencias de la filosofía y de la comunicación social. Algunos respaldaban los símbolos reivindicativos e identitarios en los que se ha soportado la promesa chavista, otros desaprobaban la hipertrofia estatal que proponía Chávez en detrimento de la pluralidad. Así fui entendiendo que existen seres humanos extraordinarios detrás de cada consigna o símbolo, idea que luego corroboré con la distinción epistemológica wittgensteineana y buberiana.

    Según estos dos autores, al margen de lo estrictamente científico o proposicional están otras gramáticas o maneras de relacionarse con lo humano y es importante sincerar los ámbitos de reflexión -como la política o la religión- que no se fundamentan en lo veritativo sino en las posibilidades hermenéuticas e intersubjetivas de una construcción dialógica. De manera que muchas veces he preferido construir país al margen de la polarización que deshumaniza la política, muchas veces he preferido construir país desde el estudio exhaustivo y el respeto por el otro.

    Pero hoy decido expresar abiertamente mi posición y salgo a la calle a respaldar a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), entendiendo que se trata de una coalición que debe seguir apostando por la incorporación de todos los sectores y por el cese de los insultos para construir un nuevo paradigma de país que se sostenga en el poder de la planificación y de los mejores argumentos. La independencia también es necesaria cuando se trata de tomar decisiones más allá de los contras, de los miedos, de los resentimientos, de las etiquetas e incluso de las contradicciones.

    Un 19 de abril se dio el primer gran paso para lograr que los venezolanos seamos independientes, no solo de un imperio en particular sino de todo mecanismo de dominación o represión que intente frustrar o silenciar nuestras potencialidades. Así que me pronuncio en conmemoración de aquel día porque no somos independientes si no podemos elegir, no somos independientes si no podemos pensar distinto, no somos independientes si no podemos respetarnos mutuamente, no somos independientes si no podemos siquiera producir lo que consumimos.

    Definitivamente no somos independientes si el ente comicial posterga las elecciones regionales desatendiendo su obligación más sagrada, no somos independientes si el gobierno libera un puñado de presos como gesto de negociación reconociendo que no estaban en prisión por un delito real, no somos independientes si únicamente mimetizamos los discursos hegemónicos, no somos independientes si el partido oficialista convoca manifestaciones paralelas para la provocación cada vez que los sectores críticos quieren manifestarse pacíficamente en las calles.

    La democracia no es hablar todos al mismo tiempo.

    La democracia es escucharnos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Interesante comentario sobre la realidad venezolana. Interesante pero incompleto y demagógico porque al señor Neikel Javier le ha faltado remarcar detalles sin lo que no se podría entender la realidad venezolana.
      Por ejemplo:
      a) Venezuela vive una crisis económica grave, éso nadie lo niega, pero ello se debe a que un elemento fundamental para la economía venezolana, como es el precio del crudo, se encuentra bajo mínimos entre otros motivos porque los U.S.A. han introducido la técnica del “fracking” y éso ha hecho bajar el precio del barril para, de esta forma, afectar a economías como la venezolana o la rusa entre otras. Es decir, aunque ahora el Maduro dimitiera y la oposición tomara el poder, si el precio del crudo no varía, Venezuela seguirá teniendo los mismos problemas de desabastecimiento, inflación y demás.
      b) Me hace mucha gracia que el señor Javier cite el “uso desproporcionado de la fuerza” como un problema actual de Venezuela. Tal vez este señor sea joven, pero seguro que habrá oído hablar del “Caracazo”, una oleada de protestas que el 28 de febrero y 1 de marzo del 1989 fue reprimida a fuego bajo mandato de Carlos Andrés Pérez dejando la escalofriante cifra de 3.000 (tres mil) muertos. Estas barbaridades, desde que Chávez llegó al poder en 1998 no se han vuelto a repetir en Venezuela, el chavismo puede haber cometido errores, pero NUNCA cometió, ni cometerá jamás, los horrores que había en Venezuela antes de Chávez. No veo que en el artículo ni en el comentario el señor Javier cite el “Caracazo”.
      c) Tampoco veo que cite el golpe de estado que sufrió Chávez entre el 11 y el 13 de abril del 2002 en el que se secuestró al presidente democráticamente electo para forzarlo a dimitir. Dicho golpe fue orquestado por la C.I.A. y contó con la participación de Jose María Aznar, famoso criminal de guerra, conocido por su implicación en el inicio de la invasión de Irak en 2003. No veo que al señor Javier le indigne la nefasta influencia extranjera en Venezuela, de hecho ni lo cita. Así como tampoco le indigna que Henrique Capriles, uno de los actuales líderes de la oposición hubiera estado implicado en dicho golpe de estado. De hecho a él parece indignarle que Capriles haya sido inhabilitado para ejercer todo cargo público cuando en cualquier país democrático normal esta persona estaría entre rejas por golpista desde ya hace tiempo.
      d) El aviso de Freddy Bernal de usar las armas contra las acciones fascistas, antidemocráticas y golpistas me parece acertado. Curiosamente el señor Javier lo presenta como “amenaza”, ¿defender la democracia es una amenaza para él? Cuando toquen elecciones Maduro se someterá al juicio del pueblo, si gana seguirá en el mando, si pierde se retirará, así de simple. Cualquier intento de sacar, de forma violenta, al presidente democráticamente electo debe ser reprimido para defender la voluntad del pueblo y la democracia y no sólo en Venezuela sino en cualquier país. Veo que el señor Javier llena su discurso de palabras bonitas como “democracia” pero democracia implica respetar la voluntad del pueblo y éso parece que la oposición no acaba de entenderlo. En otras palabras: si presidentes democráticamente electos de esa región, como el presidente Allende en Chile hubiera repartido kalashnikov entre el pueblo, no hubiera habido golpe fascista, ni torturas, ni asesinatos, ni represión ni violaciones de los derechos humanos. ¿Es éso lo que el señor Javier desea para Venezuela, una dictadura sanguinaria y asesina? Lo dudo mucho.
      e) La tergiversación en los medios sobre la realidad venezolana. Existe una campaña de tergiversación de la realidad venezolana tanto en los medios como en las redes, y ésto tampoco lo cita el señor Javier en su artículo. En 2005 se acabó la concesión de emisión de RCTV y Chávez decidió no renovarla. En todo el mundo se vendió la noticia “Chávez cierra RCTV” cuando era totalmente falso, RCTV no se cerraba, de hecho seguía emitiendo por internet aunque el gobierno no le renovara la concesión de emisión aérea. Por cierto en cualquier país democrático un canal de TV que alienta el magnicidio del presidente electo como vía de solución de los problemas sería inmediatamente cerrado y los responsables encarcelados. Tampoco veo que el señor Javier toque ese tema en tu artículo de opinión.

      En definitiva y ya para acabar:
      No somos independientes cuando se tergiversan los medios sobre la realidad venezolana, no somos independientes cuando de esconden unos datos y se realzan otros de forma demagógica. No somos independientes cuando elementos golpistas y antidemocráticos se disfrazan de pacíficos opositores y los medios les siguen la corriente. No somos independientes si dejamos que potencias extranjeras influyan en la economía nacional. No somos independientes si, de forma demagógica, no presentamos la realidad bajo un contexto histórico y regional. Y, finalmente, no somos independientes si no luchamos por una mejor redistribución de las riquezas materiales de la patria.

      Le gusta a 2 personas

      1. Hola Ardilla Negra, por supuesto permitimos comentarios de todo el mundo indistintamente de que el punto de vista contraríe al del autor. WordPress se ocupa de la parte técnica, quizás hubo un retardo en la publicación del comentario puesto que no los moderamos de forma previa, aquí está publicado tal y como lo enviaste. Esperamos que el autor del texto pueda contestarte pronto en este mismo hilo. El debate nos hace mejores, saludos y muchas gracias por aportar tu punto de vista, un saludo.

        Le gusta a 1 persona

      2. Gracias por tu comentario, ARDILLANEGRA.
        Ciertamente, me han faltado detalles que por cuestiones de espacio y de tiempo he decidido abordar en otros textos.
        Pero como has sido tan diligente en tu comentario, puedo ofrecer algunas consideraciones en torno a cada uno de tus ejemplos.
        a) En primer lugar, la tarea de todo gobierno debe ser entre otras cosas la diversificación de la economía para no depender de un solo producto. Es verdad, el precio del crudo ha bajado mucho, pero el gobierno venezolano ha debido garantizar el fortalecimiento de la producción nacional en otros rubros y no lo ha hecho.
        b) En segundo lugar, reprocho al igual que tú la represión durante el “Caracazo” pero ello no implica que se desconozcan las irregularidades del presente en materia de justicia y violencia. Existe uso desproporcionado de la fuerza cuando el gobierno prohíbe la protesta en sectores céntricos del país a través de piquetes policiales, promoviendo la frustración de los ciudadanos y respondiendo con perdigones y asesinatos.
        c) “Cuando un gobernante no es capaz de emplear su liderazgo para negociar con las élites y promover en todo momento escenarios dialógicos con los sectores críticos, está abriendo las puertas a la confrontación como en efecto ha ocurrido en dieciocho años de chavismo”. Cuando hago esta consideración y menciono después los errores fatales de la oposición, me estoy refiriendo a episodios de confrontación y de guerra como el golpe de Estado del 2002 y sí me indigna la participación de otros gobiernos y de los líderes venezolanos en estos acontecimientos lamentables, pero debemos recordar que el chavismo también nace en 1992 como un movimiento golpista y ha hecho repetir a sus seguidores e incluso a niños venezolanos frases como “Viva Fidel” o “Viva el Che”.
        En definitiva, comprendo tus argumentos y coincido en muchos de ellos pero desearía que mis familiares y amigos no sintieran miedo al salir a manifestarse y desearía ver pluralidad en los medios de comunicación del Estado. Desearía un país unido, sin rencores.

        Le gusta a 1 persona

  2. ¡Felicidades por tu comentario Neikel Javier! De todas formas te faltó decir que no somos independientes si PDVSA se convierte en un “estado dentro del estado” como pasaba antes de Chávez. No somos independientes cuando los U.S.A. deciden el precio al que comprarán el crudo venezolano, como pasaba antes de Chávez. No somos independientes cuando una oposición, que se presenta como “democrática” aspira a tomar el poder mediante golpes de estado, como el 11 de abril del 2002, con la ayuda de la CIA y de reconocidos fascistas europeos como el Sr. Aznar. No somos independientes cuando existen medios de comunicación que tergiversan la realidad, e incluso sugieren el magnicidio del presidente electo como solución a los problemas del país….
    En fin a mi juicio te ha faltado detallar una serie de conceptos importantes de la realidad venezolana que has ocultado no se si de forma intencionada o no.
    Más de lo mismo para la entrada inicial, habla de la inflación y de la mala situación económica del país, pero no cita que la economía de Venezuela tiene una gran dependencia del precio del crudo y los U.S.A. se han encargado de introducir el “fracking” en el mercado para hacer bajar el precio y (por tanto) afectar a las economías de países como Venezuela, Irán o Rusia. Por ejemplo no cita que durante los gobiernos de Chávez el precio del crudo estaba por encima de los 100$ el barril y no habían estos problemas. Es decir, aunque Maduro dejara el poder, si precio del crudo continúa bajo como ahora, seguirían habiendo los mismos problemas de desabastecimiento e inflación.

    Un detalle fundamental que a los dos os ha faltado citar es que desde que Chávez llegó al poder en 1998, en Venezuela no se han cometido horrores, tal vez errores sí, pero que el ejército asesine impunemente a más de 3.000 venezolanos como pasó el 28 de febrero y 1 de marzo de 1989 en el famoso “Caracazo” con Carlos Andrés Perez en el poder, ésto es una barbaridad de un nivel brutal al cual ni Chávez ni Maduro han llegado, ni llegarán, y lo sabéis. ¿Podéis certificar que estos horrores no volverían a cometerse en un hipotético escenario postchavista? ¡Lo dudo! Y lo dudo porque durante el golpe de estado del 2002 contra Chávez entre los días 11 y 13 de abril ya empezaron a haber conatos de horrores y, si no recuerdo mal, HEnrique Capriles estuvo involucrado en el golpe. ¿Verdad?
    Ya veo que la entrada inicial citas los nombres de los fallecidos estos días. ¿Por qué no escribes los nombres de los 3.000 venezolanos y venezolanas asesinados por Carlos Andrés Perez en 1989? ¿Tal vez la lamentable muerte de ese chico de 19 años y las heridas de esas personas a las que citas sus nombres y apellidos tienen más valor que los 3.000 venezolanos asesinados? ¿No se te ha ocurrido pensar que tal vez la “amenaza” de Freddy Bernal de repartir armas pueda asustar a los golpistas y, por tanto, evitar un sangriento golpe de estado? ¿Si Salvador Allende hubiera repartido fusiles entre sus numerosos seguidores, hubiera tenido éxito el golpe de estado de Pinochet? ¡Lo dudo!

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias por tu comentario, LLUIS VALENCIA ANTON.
      Ciertamente, coincido contigo cuando dices que no somos independientes si PDVSA se convierte en un “estado dentro del estado” como pasaba antes de Chávez. No somos independientes cuando los U.S.A. deciden el precio al que comprarán el crudo venezolano, como pasaba antes de Chávez. No somos independientes cuando una oposición, que se presenta como “democrática” aspira a tomar el poder mediante golpes de estado, como el 11 de abril del 2002, con la ayuda de la CIA y de reconocidos fascistas europeos como el Sr. Aznar. No somos independientes cuando existen medios de comunicación que tergiversan la realidad, e incluso sugieren el magnicidio del presidente electo como solución a los problemas del país….
      También admito que los horrores del Caracazo no se han repetido pero ello no implica que defienda al chavismo cuando prohíbe la manifestación en algunos lugares importantes del país, cuando insulta a los venezolanos que le son críticos, cuando criminaliza toda manifestación crítica, cuando desconoce la dignidad humana de los opositores a través de argumentos ad hominen desproporcionados y cuando alienta a la violencia o a la visión maniquea de buenos y malos. Y tampoco puedo defender al chavismo cuando ataca a la empresa privida, en lugar de diversificar la economía para no depender del petróleo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s