Prefiero metoxetamina

Desde hace algún tiempo, lo más relevante para un consumidor habitual de ketamina es «cuándo dejarán de colarme sintéticos».

La gente está empezando a comprar metox de manera consciente, es decir que la droga se vende por sí sola, ya no hay necesidad de ocultar su naturaleza o su nombre. Podríamos hablar en ese sentido de una nuskool que ve cubiertas las carencias de la sustancia metrópoli por este nuevo némesis sintético.  

A principios de año era casi imposible conseguirla por Internet y  no digamos apuntalar un contacto fiable para incrementar la recamara. El parón fue definitivo para algunos de los nuestros que, hartos del impredecible resultado de la dosis mas liviana, retoman su lealtad a la ketamina y se dejan de experimentos rusos.

«Dile a tu amigo que tengo de esa mierda que le gusta». Pero todo vuelve, y en pakiland improvisaron otra fuente de suministro fiable que reactivó el mercadeo; las cosas volvieron a ponerse feas para el comprador despistado. La metox no es ningún juego, añadimos, y recomendamos precaución ante las diferencias moleculares con la ketamina puesto que, en ningún caso, los niveles de tolerancia son equiparables y sus efectos, aunque predecibles tras unas cuantas mesetas, son del todo incompatibles con cualquier actividad que implique un riesgo tan reducido (en condiciones normales) como afrontar el trayecto de vuelta a casa.

El factor mediático

VICE España publicó a finales de marzo de 2015 un artículo acerca de los efectos de la escasez de ketamina índica sobre el consumidor europeo y la consecuente proliferación de derivados sintéticos. Entre los compuestos alternativos citados se encontraba la metoxetamina, sustancia sintetizada desde 2012 por laboratorios de Rusia y China, y una nueva frontera donde la falta de información supuso una ventaja de cara a su comercialización paralela.

Energy Control hizo, como siempre,  lo que pudo, y preparó su informe a partir de los datos proporcionados desde plataformas auto-editadas, redes sociales y foros especializados. De nuevo la interacción dentro de las capas informativas inferiores y la determinación a la hora de exponer experiencias personales redujeron la opacidad de una noticia muy real para todos los que hemos probado el gato por la liebre. Dicho esto, conviene recordar el papel documental que asumen los foreros anónimos, incidiendo de forma precisa sobre aquellos resquicios de la realidad donde no llega el periodismo. La crítica es obligatoria, y yo me pregunto si estos tíos de VICE salen alguna vez de las inmediaciones del MACBA y recogen algo de info veraz y actualizada sobre la deriva drogadictiva de bcn. Porque, en mi opinión, los muy cabrones ponen siempre la misma foto de una bolsa con harineta y se hacen eco de las referencias que unos cuantos obtienen dejándose la puta vida en la calle. ¿Respetable? ¿Legitimo? En realidad no es muy diferente a cuando alguien te pregunta sobre el tema… ¡pruébalo joder y me cuentas! La contracultura cala selectivamente sobre aquellos sectores de la población más permeables e insípidos, y como matarse sigue siendo cool, mejor regalarle mi like  a esa chusma que alimentar el circuito blogger  con la atención que justamente merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s