Bronceado afgano

imageAhora nuestras entrevistas son más bien un diálogo improvisado, aceptamos por tanto  esa tendencia innata que tiene nuestro sello hacia la circunstancialidad y el directo.

Entrevista-Ángel Díaz|Traducción-Juanjo Gómez 

Nos contabas antes que eres francotirador del ejército británico, aunque como ya me corregiste he de decir más bien en el ejército de su majestad (risas). Supongo que la primera pregunta es ¿por qué soldado? Yo creo que aún no sé porque soy soldado, sé que vivo de esto y que mi familia respeta lo que hago. Bueno pues entonces la segunda será ¿por qué francotirador? Ya disparaba muy bien antes de entrar en el ejército, mi padre nos llevaba de caza a mi y a mis hermanos a un coto cerca de Newcastle y nos enseñó como manejar rifles de precisión. Luego yo seguí por mi cuenta y me apunté a un club de tiro, participaba en competiciones locales (…) siempre me ha apasionado bastante el tema. También nos decías que estuviste desplegado en Afganistán, ¿cuanto tiempo fuiste destinado allí? Sí, un año en total, pero en dos periodos separados durante 2009 y 2010. Afganistán queda muy lejos de Newcastle (risas) ¿cómo fue aquello? Yo creo que en mi caso tuve mala suerte con el destino y viví el peor Afganistán. Estuve destinado casi todo el primer periodo en la provincia de Helmand. Aquello estaba fuera de nuestro control, encontramos a un enemigo más cualificado que el que había en 2001 (…) los muy cabrones eran capaces de cargarse un blindado Viking, los tuvieron que sustituir al año siguiente por los Warthog por una movida que saltó a la prensa sobre escatimar en recursos (…) la cosa estaba tan mal que justo antes de regresar de mi primera ida asignaron 4000 soldados norteamericanos como soporte a nuestro contingente. Tengo que preguntarlo, habrás tenido que disparar a alguien en combate, ¿has matado enemigos? 11 muertos certificados, todo situaciones aprobadas por el puesto de mando. He estado profundizando en la historia de Chris Kyle cuya experiencia en Irak ha servido para producir el último film de Clint Eastwood (American Sniper), película que retoma el problema de la legitimidad de matar. ¿Qué puedes decirme desde tu posición en el frente, quiero decir, realmente es una cuestión de supervivencia, de estrategia, de jerarquía… ? Principalmente es supervivencia pero si que es cierto que hay unas directrices que se transmiten desde el alto mando hasta el frente siguiendo la jerarquía. ¿Y tú qué opinas a nivel personal? Procuro no cuestionar mucho las decisiones que tomo en las operaciones pero es inevitable hacerlo, yo pienso que el único motivo por el que puedes quitarle la vida a otro ser humano es porque él esta a punto de quitártela a ti. Disparar a un blanco que no supone una amenaza real directa siempre lo hace más difícil pero sí miras the big picture, ese tío está ahí por alguna razón peligrosa para ti o tus compañeros. No siempre supongo, me refiero a que no todos serán los malos. Claro que no, pero en una operación supervisada por inteligencia ellos te muestran los objetivos y tu ejecutas en función de la validez de la información que ellos recopilan. Si prestas apoyo a una patrulla en una jornada de reconocimiento nunca sabes lo que va a aparecer en el visor, por lo general nuestro criterio se tiene en cuenta a la hora evaluar la peligrosidad de los objetivos e incluso tenemos carta blanca para disparar cuando la cosa se pone caliente. Todo esto que me cuentas, me refiero al hecho de matar, ¿es tan fácil como parece? No, para nada. Conocí en Afganistán a unos cuantos marines bastante jóvenes que parecían no tener miedo de nada. Se ponían en el walkman You must die de la Bloodhound-gang y mierdas por el estilo mientras hacían su trabajo. Muy duros, pero en el fondo estaban tan cagados de miedo como cualquier otro. Cuando se tiene miedo, miedo de verdad, eres capaz de cualquier cosa. Saber que te pueden pegar un tiro en cualquier momento lo cambia todo, somos profesionales pero al final todo va de seguir vivo, cada uno por sus motivos. ¿Cuales son los tuyos? Mi familia, ya conociste antes a mi primer hijo, ellos siempre estaban conmigo allí, nunca me sentía solo y si algún día era especialmente malo hacía un skipe con mi mujer cuando llegaba a la base, eso me ayudaba a mantenerme cuerdo. ¿Hay… como decirlo… humanidad entre enemigos? No que yo haya visto, quizás esa pregunta deberías hacérsela a alguien de infantería, esos tíos se comen toda la mierda, igual han visto algo diferente a lo que yo veo desde arriba. Nos odian, quiero decir, a mi que estuve allí y a ti que ves las noticias por la tele. La gente piensa que es una cuestión política pero lo cierto es que en realidad no podemos ni imaginar que piensan realmente de nosotros. ¿Crees que hay lavado de cerebro colectivo, la gente apoya la insurgencia? La gente quiere vivir mejor, con los talibanes desequilibrando la balanza no hay futuro tal y como nosotros lo entendemos para ellos. ¿Influyen las viejas tradiciones en el modo en el que nos ven? No sé, si lo piensas, nuestro modo de vida es totalmente contrario a la interpretación mas extrema del Corán. Incluso los grupos más moderados tienen problemas con cosas que para nosotros son habituales. También tienes que tener en cuenta que nos estamos metiendo en su tierra, en sus asuntos. Es difícil convencerles de que nuestra presencia allí no será permanente, eso le da miedo a la gente, aunque hay otra que nos ve como una oportunidad de mejorar las cosas aunque no creo que estén preparados para un cambio de verdad. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s