International Dealer (+18)

imageLa obligué a pasar primero el control de seguridad y fingimos no conocernos durante unos minutos como medida de precaución y salvaguarda última de la chica. No habíamos practicado ningún gesto específico para la despedida en caso de no superarlo porque a pesar de mi reticencia estaba decidida a no dejarme tirado.

|Redacción|

The mexican aguardaba nuestra llegada en algún lugar secreto de Londres, nada más llegar a su agujero pude oler las 600 libras que tenía preparadas para mi. 15 gramos de cocaína de calidad media tienen un valor que supera las 1000 libras en Inglaterra y siendo paciente y administrando bien el corte superior incluso a las 1500. Fue un alivio desprenderse de ellos y recibir su contrapartida en billetes húmedos gastables. Salimos a celebrar que todo había ido bien y le prendí fuego a la mayor parte del beneficio precisamente por tratarse de dinero sucio. Llevé regalos para todos, la mayoría consumibles y no dimos la noche por concluida hasta haber degustado por completo esa magnífica muestra de productos ibéricos.

Mateo nunca se había metido nada por el culo. Más bien fue una década de camelleo intercontinental a baja escala, moviendo sólo lo necesario para sí y algo extra para amigos y familia. Aquello era diferente, medio kilo de cocaína puede ponerte a la sombra una buena temporada y las perspectivas no mejoran sí viajas de vuelta a Irlanda en un vuelo caliente procedente de Colombia. Debió sudar como un cerdo en ese avión mientras ponía rumbo al infierno paranoide de los malos auspicios. 13 horas desmantelando la realidad probable y asumiendo cada hecho como sospechoso de mandarlo directamente a la puta cárcel. Una batalla contra él mismo, enfrentando la inercia mental y el tambor cardíaco que marca semicorcheas cada vez más juntas. Sólo para tíos muy duros y hasta donde yo se, Mateo es el más valiente de todos los italianos.

Contacto guardado, Bruno Metadona. Pensé que la habían violado uno tras otro detrás de ese puto muro. Pero no lo hicieron, aunque sí la desnudaron por diversión y le robaron hasta la endereza para caminar de vuelta al hotel. Bruno me contó esta historia con lágrimas en los ojos nada más volver de su viaje a Kenia y difícilmente pude contener la rabia tras asomarme por un momento al pozo de los placeres inhumanos. Según parece él y su amiga cometieron el peor de los errores en África obviando la territorialidad del mal y se internaron en los suburbios de Nairobi en busca de una heroína cojonuda bajo la recomendación de un camello de poca monta que Bruno conoció en una estancia previa. El año anterior todo salió redondo cuando se las ingenió para pasar 200 gramos de heroína en su tracto intestinal e introducirlos en Francia sin más contemplaciones que las fisiológicas. No era su única ruta de mercadeo, ni tampoco la heroína el objeto exclusivo de su negocio. Cuando lo conocí en Marruecos estaba decidido a adquirir 700 gramos de hachís en las montañas Ketama y escabullirlos de alguna forma mágica en su cuerpo para después venderlos en Francia por un valor muy superior al montante inicial de la inversión. La noche antes de despedirnos destapamos un par de cápsulas de metadona y le desee toda la suerte del mundo en su empeño, consciente del papel elemental que ésta cumple en cualquier operación de tráfico internacional.

3 comentarios en “International Dealer (+18)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s