Metoxetamina, verdades absolutas

La escasez de ketamina nos obliga a la búsqueda de derivados. La metoxetamina o metox es difícil de definir en su conjunto sin abordar cada uno de sus efectos por separado. Ofrece un  viaje tan preciso y ajustado como una canción de rap. Las proyecciones mentales siguen un ciclo casi cinematográfico, la fase inicial de desconcierto llega hasta la perdida total de identidad  y el residuo nos dota de una claridad absoluta ante los retos mentales mas recientes, lástima que la capacidad de expresión oral se reduzca de manera drástica cuando tienes el pensamiento perfecto en forma de sinapsis no permanente. Emocionalmente supone un reto de confianza mantener el tipo ante los efectos de una incursión en ti mismo desde el exterior, cada matiz de tu personalidad genera una entidad propia y el cerebro colapsa ante la imposibilidad de fijar un quién o cuándo concretos.

|Redacción|

Lo que sabemos. El Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías, que supervisa en Internet las nuevas sustancias psicotrópicas dentro de la Unión Europea, identificó por primera la metoxetamina en noviembre de 2010. Su estructura molecular es bastante parecida a la Ketamina. Difieren en el grupo N-terminal, que en la ketamina es un metil y en la metoxetamina es un etil, y en el substituyente del radical fenil, que en la ketamina es un átomo de cloro en posición 2 y en la metoxetamina es un grupo metoxi en posición 3. Ambas pertenecen a la amplia familia de las drogas disociativas, que actúan alterando la distribución del neurotransmisor glutamato a través del cerebro. El glutamato está involucrado en la percepción del dolor, las respuestas al ambiente, y la memoria. El PCP se considera la droga disociativa típica, y la descripción de los efectos y acciones del PCP aceptada oficialmente, también se aplican en gran medida a la ketamina y al dextrometorfano. Inicialmente desarrollados como anestésico general para cirugía, distorsionan las percepciones visuales y auditivas y producen sentimientos de aislamiento o disociación del medio y del propio individuo.

Lo que no sabemos. La ausencia de estudios previos tanto en animales como en humanos, y su reciente aparición en el mercado gris, nos deja a ciegas en cuanto a sus efectos secundarios a largo plazo, asociados en primer término a los habituales de la ketamina, aunque parece lógico aceptar que de su uso recreativo derivan otros específicos.

No apta para principiantes. La droga de los disonantes cognitivos, lo que no te mata, te hace más fuerte. Te pierdes hasta en el reconocido trayecto de vuelta a casa, balbuceas como un bebé mientras tu colega te agarra del brazo repitiéndote, venga que ya casi estamos. Aun así, compensa discernir un código binario en todo lo que te rodea, el fin de semana en la montaña resumido en una hora de ultraviaje urbano. Suelas volar o no a menudo, en este caso, mejor acompañado. Potencia extrema, efectos devastadores en tu capacidad de movimiento, orientación y percepción general de la realidad. Te sitúa como espectador de tus propios actos y las consecuencias que de ellos derivan. Todo lo que creías saber de la gente con la que vuelas habitualmente es ambiguo y en cierto modo circunstancial, sujeto a reinterpretación constante.

Un comentario en “Metoxetamina, verdades absolutas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s