Instrumental para extirpar fantasmas

Enamorarse es chulo si, pero lleva peaje. Viviendo en la era del individualismo los desengaños se suceden de una manera que casi parece rozar lo ocioso. Así pues, después de un fracaso y de un periodo de licencia autoconcedida para regodearte en tu miseria, conviene limpiar los restos para la próxima conquista. Sin olvidar que la vida es un ensayo de prueba-error y confiando en que algún día daremos con esa persona con la que poder atrofiarse en paz, debemos estar bien limpios y aseados para cuando aparezca. Con voluntad de ayudar en nuestra humilde medida, hoy sacamos y exponemos algunos instrumentos para extirpar aquella última nostalgia propia del desamor que pueda amenazar con boicotear tu futuro.

|Carlos Pacheco Quinto|

No te quedes en casa. Pégate una juerga por cada día de dolor. A toda la serotonina inhibida por el duelo se le debe dar salida, así que lleva tu cuerpo al límite y prepáralo para los meses que vengan. Además, a todo el juego de glándulas y neurotransmisores responsables de la felicidad no los debes dejar atrofiarse. Empápate todo lo que puedas de literatura científica y antropológica sobre el amor y sus procesos. Su función social, la reproductiva, los efectos químicos del cerebro… desromantizalo todo y dale un perspectiva más racional-extremista a tus circunstancias conyugales. Rodéate de personajes en tu mismas circunstancias pero que carguen con un plus de decadencia. Las comparaciones son odiosas pero efectivas, y no debemos desaprovechar la experiencia ajena. Igual lo nuestro no es tan malo. Ligado al anterior, todas las relaciones siguen dos o tres patrones generales. Salirte del egocéntrico mundo de tú y tu relación y darse cuenta que lo tuyo es una simple cotidianidad puede resultar de gran alivio. Sobredimensiona tu ego. Sabemos lo fácil que es sentirse un gusano ante el rechazo, así que rodéate de esa gente especial que lleva años a tu lado y conocen todas tus teclas. Ellos sabrán a cual tocar para recuperes tu honor. Recupera tu ocio, aficiones y placeres postergados. Hazte consciente de todo aquello que echabas de menos y no podías o te atrevías a hacer cuando compartías tu vida. Sentido del humor. Descojonate por todo y de todo… rememora y ríete de lo baboso que podías resultar estando enamorado… regodéate de tu actual condición de pasota renegado. Masturbarse a tiempo es una victoria. La testosterona es lista, te puede hacer ver sustitutas/os en cualquier cruce. Posterga el ansia por el sexo contrario, y sal a la calle vacío de necesidades. Una buena dosis de nihilismo nunca va mal. Ni todo es malo ni todo deja de ser importante, pero créetelo durante un tiempo, el suficiente para haberte desvinculado de cualquier cosa que te ate. Crea tu propio kit de extirpación y escribe una lista como ésta. Nada más útil que la propia experiencia.

6 comentarios en “Instrumental para extirpar fantasmas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s