Partiendo de Nietzsche

 

“…Ahora comprendo claramente lo que en otro tiempo se buscaba ante todo cuando se buscaban maestros de virtud. ¿Buen dormir es lo que se buscaba y, para ello, virtudes que fueran como adormideras! Para todos esos alabados sabios de las cátedras era sabiduría el dormir sin soñar”.

|Carlos Pacheco Quinto|
   

• Aleguemos que a un autor nunca debes sacarlo de su contexto, y asumamos lo manipulador de extraer una fragmento sin su previo y post, aun así, comprender a Nietzsche requiere una atención y capacidad de abstracción no al alcance de cualquier mente urbana. Quizás de ahí lo gratificante del libro de Irvim D. Yalom. Hace unos días llegó a nuestras manos El día que Nietzche lloró (todo un clásico que no me atrevía a leer). El psicoterapeuta de origen judío nos relata la ficticia relación paciente/terapeuta entre Fedrich Nitezsche y Josef Breuer. Poner a Nietzsche en su contexto vital, situarlo en la cotidianidad del trato humano, en sus debilidades, en sus forzadas fortalezas. Ahí radica el gran mérito del libro. Y no el único. Los continuos diálogos del libro sirven de introducción básica a los pensamientos de Nietzsche. Su reniego de la esperanza, a Dios, al reclamo de un ayuda, a todo lo que te supedite al otro. Nietzsche no concibe la relaciones humanas si no como una lucha de poder. No hay altruismo gratuito. Y todo es un continuo reclamo. La gente repite el mismo mantra-placebo: -yo te doy, tu me das- mientras se difumina una espesa niebla de deseos infinitos. Sea a dios, a tu padre o a los redondeados dados del azar, hay que cobrarse las carencias como sea. Como el que escribe una carta a los reyes magos. Ahí es donde Nietzsche apunta la máxima debilidad del individuo. Para llenarse, el creía bastarse consigo mismo. Entiende la ayuda externa como intento de apresamiento del que la ofrece. Yalom ha sabido exponer de manera excelente esa falta de confianza y crítica de Nietzsche al juego de las relaciones humanas.

El desgranaje al filósofo no queda ahí. Otro de los parajes interesantes del libro de Yalom es observar la respuesta de Nietzsche frente a su debil condición física. Establece una dicotomía casi completa entre el sujeto real y el cuerpo. Su cuerpo es circunstancia, y en su caso, circunstancia a la cual vencer para desarrollarse. “Yo soy mi enfermedad y mi cuerpo, pero ellos no son yo. Ambos deben ser dominados, si no de forma física, entonces de forma metafísica…”. Es imposible descubrir algo alejado del conflicto dentro de su obra. El escepticismo contra dios, la virtud y la fuerza frente a la esperanza, la lucha contra los condicionamientos biológicos, la religión, la traición humana. Es paradójico que El dia que Nietzsche lloró pretenda humanizar a un personaje que lucha por romper con su condición humana.
Mencionamos también, una forzada pero efectiva génesis de la terapia psicoanalítica en el libro. En los diálogos entre un joven Freud y Breuer, parecen ir identificando la región inconsciente de la mente y sus implicaciones en la conducta del individuo. Los sueños y deseos sexuales del Dr. Breuer o las implicaciones físicas en las tensiones de Nietzsche parecen la vía por la cual el autor le confiere ese aspecto didáctico al libro.

Así pues, una obra sencilla, de lectura rápida y donde más allá de las pretensiones de sintetizar lógicas tan complejas como la mentalidad de Nietzsche o el psicoanálisis de Freud, puede ayudar a despertar cierto interés en profundizar e ambas temáticas. Aun así, y a título personal, la reflexión más extraíble del libro es lo complicado que resulta abstraerse del propio sujeto. Lo subjetivo, el lugar que uno se cobija durante todo el día. Desde donde se planea, se concreta y se decide…y desde donde recordar, anhelar y desear el futuro. Vivimos lo subjetivo como la realidad, y a veces esta realidad es suficiente. Más aun la realidad va unida a las circunstancias y éstas, pocas veces las decidimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s